Archivo | ECM RSS feed for this section

El alma y la muerte clínica

11 Feb

El alma y la muerte clínica

Científicos aseguran que el alma puede abandonar el cuerpo y ver lo que ocurre a su alrededor

DesencarnaciónLas almas de las personas que han sufrido una muerte clínica, abandonan su cuerpo y pueden observar escenas de lo que está pasando a su alrededor en el mundo real, afirma un grupo de investigadores neerlandeses.

Un grupo de médicos ha realizado un estudio con la recopilación de más de 70 casos de personas que relataron la experiencia que vivieron mientras se encontraban clínicamente muertas, y están seguros que la conciencia puede vivir fuera de nuestro cerebro, pero ese mundo no puede ser percibido a través de los sentidos, según el portal ‘Epoch Times’.

El estudio cita el ejemplo de un paciente que se encontrada clínicamente muerto durante 20 minutos luego de una delicada cirugía cardíaca, y que inesperadamente regresó a la vida. Su resurrección por sí sola ya era increíble, pero más increíble fueron las escenas que el paciente vio mientras estaba muerto.

“El paciente describió una luz brillante al final del túnel y la forma cómo salió de su cuerpo. Pero más allá de eso, vio a los doctores conversando e indicó el lugar y la forma exacta cómo estaban parados. Además describió con exactitud las notas médicas que la enfermera escribía en el ordenador”, explicaron los autores del estudio.

 

tunnel_Blight-676x450

Los médicos llegaron a la conclusión de que el paciente realmente debería haber estado fuera de su cuerpo, porque de lo contrario no podría describir las escenas reales de la sala de operaciones y otras cosas. Coincidencia o vaticinio, no puede haber otra explicación realista, concluyeron.

 

Fuente: Paradigma terrestre

Anuncios

Experiencia de Muerte Clínica

25 Abr

Experiencia de Muerte Clínica

La reencarnación está vinculada al concepto del “Karma”

muerte clinica6

 

La Ley del Karma ajusta sabia e inteligentemente el efecto a su causa. Todo lo bueno o malo que hemos hecho en una vida, nos traerá consecuencias buenas o malas para ésta o las próximas existencias.

En las sucesivas reencarnaciones el alma podría evolucionar hacia la perfección hasta convertirse en espíritu puro que no necesita más reencarnaciones.

 

Zhengjian – Compilado por Silvia Gleizer

extraído de LA GRAN ÉPOCA

Entrevista con una persona que tuvo una experiencia de muerte clínica

Yo era parte de esto.
Esto era parte de mí. Sólo uno. Sentí que me revelaron todo, todos los secretos del universo.

P: Cuéntenos un poco sobre usted.

¿Dónde creció?¿Creía en Dios o tenía algún tipo de creencia antes de su experiencia?

R: Nací en el sudoeste de los Estados Unidos, en una familia cristiana muy conservadora. Soy profesor de historia en la Universidad de Illinois en Chicago. Enseño historia de la Edad Media, historia de las religiones y misticismo.

Pero estudié religión tan sólo como una materia académica y no tenía ningún interés personal, en lo absoluto.

 

P: Tuvo una experiencia extracorpórea. ¿Qué sucedió?

R: Sí, fue en 1988. Fui a Londres a dar una conferencia. Pero en ese entonces tenía un asma muy severo y ese día en Londres la calidad del aire era muy mala. Yo estaba fuera de todos modos. Mi asma comenzó a empeorar y empeorar y en poco tiempo, me encontré en una situación crítica. Cuando llegué al hospital, tenía paro pulmonar, por lo que me pusieron un respirador.

Estuve en coma durante dos semanas. Al final del período de esas dos semanas terminé paralizado del cuello hacia abajo, fue un gran problema de salud cuando salí del coma. La experiencia misma ocurrió en algún momento durante esas dos semanas.

Como estaba inconsciente, no sé cuando fue.

P:¿Qué vio en el otro lado? Descríbalo para nosotros. ¿Qué sintió?

R: Mi experiencia comienza en lo que se llama revisión de la vida. Lo primero que recuerdo fue simplemente estar en un lugar; era un lugar anodino donde todo era del mismo color, como un azul gris.

Podría ser el cielo, podría ser la tierra; todo era de un solo color. No, vi ninguna luz. Pero en este lugar donde estaba, aparte de mí, hacia mi derecha, había un tipo de ser que nunca llegué a ver, sentí su presencia.

Sentía que este ser era grande y poderoso y se mantenía siempre a mi derecha. Permanecí en este lugar por un tiempo, y luego comencé lo que se conoce como repaso de la vida. Lo más importante en esta experiencia fueron las emociones que sentí y los pensamientos que tuve en ese momento.

Lo estaba experimentando desde tres ángulos distintos al mismo tiempo. Mi versión de mi vida, cómo la recordaba, lo que sentía, lo que pensaba que eran mis motivos, mis pensamientos. Todo eso estaba ahí.

Pero al mismo tiempo, estaba experimentando lo que otra gente en contacto conmigo estaba experimentando, sus sentimientos, sus emociones, sus pensamientos, y eso fue una conmoción para mí.

P: ¿Entonces el repaso de su vida comenzó desde cuando usted era muy joven?

R: No, recordé episodios selectos, como si estuviese viviéndolos de vuelta, reviviéndolos. Por ejemplo, en la vida diaria, a veces la gente es mala contigo, muy insoportable, por momentos no puedes controlarte y dices algo desagradable, y en tu mente crees que está bien porque esta persona se lo merece.

Pero, si sabes lo que siente la otra persona, eso cambia todo, te das cuenta del sufrimiento que puedes causar diciendo esas cosas y ese dolor es real, es genuino. Y al sentir eso, obtuve una perspectiva completamente distinta en lo concerniente a las relaciones con otras personas. Me di cuenta que no está bien lastimar a otras personas intencionalmente. Pero hubo también una tercera perspectiva.

Estaban mis recuerdos, mis emociones, mis sentimientos sobre las emociones, los sentimientos de la otra persona, pero también vi lo que realmente estaba sucediendo. Y lo que vi ahí era el grado de engaño en el que yo vivía.

En esa perspectiva más elevada realmente vi que yo no era la persona que creía ser. Que mis emociones no eran tan buenas, mis motivos no eran tan buenos, vivía sumergido en un alto grado de auto engaño y me sentí terrible, me sentí humillado, me sentí un fracaso como persona. Estaba pensando que había fallado en ser como yo quería ser, quien yo creía ser. Era un sentimiento muy negativo y sentí que era absolutamente horrible.

El ser estaba ahí durante todo este tiempo. Y me envió un mensaje diciendo que “Está bien, sólo eres un humano”.

Se trata de cómo los humanos fallan, los humanos cometen errores, y los humanos se engañan a sí mismos. Entonces, en un nivel, está bien, es normal. Pero en un nivel más alto no está bien. Podemos hacerlo mejor.

El ser me dio mensajes consoladores de, “eso es lo que los humanos hacen”. Pero yo quería hacerlo mejor. Lo siguiente que me fue mostrado, fueron revelaciones sobre mi propia familia, mi madre, mi padre, mi hermano, mi hermana y yo.

Entendí exactamente quiénes eran todos. Por qué éramos de la forma que éramos. Fue un gran consuelo. Hasta ese entonces yo había estado muy enojado con mis padres, pensaba que no habían hecho un buen trabajo como padres. Ahora entendí que simplemente eran seres humanos imperfectos, haciendo lo mejor que podían con sus limitaciones. De la misma forma en que me había visto a mí mismo. El odio se evaporó. El punto clave era que ahora entendía a todos en mi familia. Podía aceptarlos.

P: ¿Entendió emocionalmente? ¿O entendió sus motivos? ¿O sus limitaciones? ¿De qué modo los entendió?

R: Pude entender quiénes eran ellos y su ser interior, y pude aceptarlos. Creo que tuve un tipo de entendimiento más profundo. Más bien dentro de sus almas creo. Ahora, sus acciones eran entendibles y aceptables para mí.

En la etapa siguiente me encontré, no sé cómo describir esto, como en el centro del universo, en el espacio exterior. Todo alrededor mío eran estrellas, galaxias, nebulosas, y todo era en tres dimensiones como si yo realmente estuviese simplemente flotando libremente en el medio del universo. Era impresionante, completamente hermoso, sentí una conexión, un rayo directo de conexión entre yo y cada objeto en el universo, como si todos fuésemos uno, todos estamos conectados. Creo que eso fue un sentimiento muy conmovedor de conexión absoluta con todo el universo, yo era parte de esto, esto era parte de mí, sólo uno. Sentí que me revelaron todo, todos los secretos del universo.

Era simplemente entendimiento de que el universo tiene sentido, sabía la verdad. A veces siento que ahora podría recordarlo en temas específicos, entiendo cuáles son las cosas correctas que hay que hacer, siento que puedo sacar algo de ese conocimiento que me fue dado.

La última etapa, fue cuando se me dio una revelación del futuro, lo que respecta a mí mismo, específicamente lo que respecta a mis hijos. En ese entonces mi hijo tenía quince años de edad, y mi hija tenía diez. Me dieron imágenes muy específicas de lo que les sucedería en el futuro. Me di cuenta de que me necesitarían. Tenía que estar ahí para ellos. En ese momento recuerdo tomar la decisión de querer regresar, si me necesitaban, tenía que regresar por ellos. Entonces, en ese momento, comencé a regresar a mi cuerpo paralizado en el hospital.

P: ¿Qué sacó de todo esto?

R: Es muy difícil de describir, pero es una completa sensación de que nuestras vidas tienen sentido y propósito, incluso las cosas malas tienen sentido. El propósito de nuestra vida aquí es aprender y crecer como individuos y cada persona aprende y crece de manera distinta, no todos son iguales. Pero me di cuenta de que podía aceptarlos a todos.

P: ¿Cree que se puede predecir el futuro?

R: Creo que ciertas cosas en nuestras vidas están determinadas, sucederán. Otras son variables, dependen de nuestras reacciones. Pero en general, creo que el camino por el cual transita nuestra vida está determinado. Y que de lo que se trata la vida es de cómo reaccionamos ante el desafío que se presenta. El desafío está predeterminado, la reacción no. Así que podemos tomar una reacción positiva. El desafío para nosotros es crecer como individuos. O podemos dar la vuelta, salir corriendo, podemos rehusarnos al desafío. Creo que en términos generales, la mayor parte del futuro está determinado. Pero no todo. Eso queda en nosotros. Y de eso se trata la vida.

P: Habló de varias etapas. ¿Sintió que todo el proceso fue muy rápido o muy lento?

R: Bien, no hay forma de describirlo. Lo que llegué a sentir es que realmente no hay tal cosa como el tiempo. El tiempo es una palabra artificial que creamos.

Donde yo estaba no había tiempo. Todas estas etapas de las que hablé sucedieron más o menos al mismo tiempo. Por lo tanto salí de la experiencia creyendo que el tiempo sólo existe en este mundo donde estamos. Quizás ya había pasado todo ahí, pero en este mundo donde estamos vemos la vida de forma secuencial.

Y es necesario para esta existencia, pero no creo que sea así para otras existencias.

P: ¿Llamaría a ese ser a su derecha, Dios?

R: La presencia de ese ser era grande, inmensa, y era una presencia de poder. Yo sólo digo que es un ser porque eso es todo lo que es. Decir más sería cambiarlo, porque no tuve la sensación de que sea Dios. Podría ser Dios, pero no tuve la sensación de que fuese Dios.

Sin embargo, terminé con la certeza, y esto no tiene sentido al describirlo lógicamente, terminé con la absoluta certeza de la existencia de Dios.

Zhengjian – Compilado por Silvia Gleizer

extraído de LA GRAN ÉPOCA

Solicita información sobre el estudio de Vidas Pasadas sin Regresión© que realizo hace tantos años y sobre el cual podrás ver ejemplos en varias de mis páginas.

Puedes adquirir el libro Vidas Pasadas-Tiempo Presente en las principales librerías virtuales del mundo e inclusive descargarte de las mismas una demo antes de decidir tu compra para leer y ver si el libro es de tu interés. Tienes diferentes opciones de formatos, tanto impreso como formato digital (para Kindle) y por lo tanto, opciones de precios también.

Vidas Pasadas en Amazon

Vidas Pasadas en Lulu

La Prueba Científica de la Reencarnación III

11 May

La Prueba Científica de la Reencarnación III

http://preparemonosparaelcambio.blogspot.com.ar/2012/05/la-prueba-cientifica-de-la.html

Fecha Artículo: 21.5.12 Publicado por: Jorge Ramos

Luego de sucesivos viajes, Stevenson compiló los casos más significativos que había estudiado hasta ese momento y en 1966 publica su libro clave: 20 Casos Posibles de Reencarnación (Twenty Cases Suggestive of Reincarnation, Stevenson 1966/1974a).
Vicente Merlo hace una descripción del mismo:

“El enfoque metodológico es muy concreto y específico. Se trata del estudio minucioso y exhaustivo de veinte casos de recuerdos espontáneos de vidas anteriores, acaecidos a niños entre los dos y los cinco años de edad. El autor ha entrevistado tanto a los sujetos en cuestión como a todos los familiares, vecinos y personas implicadas en las historias correspondientes. En algunos casos la riqueza de datos es considerable y el porcentaje de confirmaciones de éstos suele ser elevadísimo. Los veinte casos que componen el libro están seleccionados de los mil doscientos casos que Ian Stevenson había recopilado hasta ese momento.”

Entre 1966 y 1971, por ejemplo, Stevenson registró un promedio de 55.000 kilómetros al año, a menudo haciendo visitas y entrevistas hasta 25 testigos de un solo caso. En la actualidad se cuenta con 2.500 casos de todo el mundo en el archivo, la mayoría aún sin examinar por falta de dinero e investigadores. Carlson, quien murió en 1968, dotado de una cátedra en la Universidad de Virginia.
En 1968 fallece Chester Carlson. Stevenson lo siente como una gran pérdida personal. Su amistad con él y con su esposa Dorris habían enriquecido su vida en forma emocional. Para Stevenson, sin embargo, su muerte también significaba el fin de sus subsidios anuales para colaborar en su investigación.
Luego, ante el asombro de la mayoría, y del mismo Stevenson, se enteraron que Chester Carlson había legado en su testamento la suma de un millón de dólares a la Universidad de Virginia para ser destinado a las investigaciones de Stevenson.
Se creó entonces una controversia entre los propios administradores de la Universidad, algunos se oponían a que esa suma de dinero fuera dispuesta para apoyar las investigaciones de Stevenson. Al final, los partidarios de Stevenson (entre los que se encontraba el Presidente de la Universidad Edgar Shannon) prevalecieron, apoyándose en las palabras de Thomas Jefferson, fundador de la Universidad:

“Esta institución”, escribió Jefferson en 1820, “va a estar basada en la ilimitada libertad de la mente humana. Porque aquí no tenemos temor de seguir la verdad adonde sea que ésta nos guíe, ni tampoco a tolerar ningún error mientras la razón sea dejada en libertad de combatirlo” (Lipscomb & Bergh, 1903: 303)

Stevenson entonces decidió dedicarse por completo a la investigación de los fenómenos paranormales, particularmente aquellos que sugirieran la existencia de vida después de la muerte. (Esta decisión nos cuenta Stevenson que ya la había tomado antes de la muerte de Carlson). Renunció a su cargo de Presidente del Departamento de Psiquiatría, luego de negociar el establecimiento de la nueva División dentro del Departamento: “División de Estudios de la Personalidad”.
Stevenson continuó su trabajo solo, pero luego se fueron agregando paulatinamente a su equipo de trabajo hombres como Gaither Pratt, Rex Stanford y John Palmer. Las publicaciones de estos tres investigadores han provisto de un capítulo importante a la historia de la parapsicología.
Luego de algunos años también trabajaron junto a Stevenson los que luego se transformaron a su vez en investigadores independientes: Bruce Greyson, Satwant Pasricha, Emily Kelly y Antonia Mills. Más recientemente Jim Tucker se unió a su equipo y se mostró a sí mismo como un prolífico y altamente competente investigador y autor. También se debe mencionar aquí a Erlendur Haraldsson, de la Universidad de Islandia, y a Jurgen Keil, de la Universidad de Tasmania, que mantuvieron sus posiciones académicas, pero recibieron fondos de la División para colaborar en estas investigaciones.
Stevenson enumeró las dificultades que a veces encontró para que sus investigaciones llegaran a ser publicadas. Destaca la gran colaboración que tuvo por parte de Walker Cowen, quien fuera fundador y Director de la University of Virginia Press, que fué quien publicó sus investigaciones desde 1970 hasta 1987, año de la muerte de Cowen.
La Prueba Científica de la Reencarnación

http://preparemonosparaelcambio.blogspot.com.ar/2012/05/la-prueba-cientifica-de-la.html

Fecha Artículo: 21.5.12 Publicado por: Jorge Ramos

continuará

Consulta sobre el Estudio de Vidas Pasadas Sin Regresión®  de Marianela Garcet

Adquiere el Libro Vidas Pasadas- Tiempo Presente de Marianela Garcet en la librería virtual.

 

 

Investigación ECM (Parte V)

30 Mar

Experiencias cercanas a la muerte: 30 años de investigación (Parte V)

Perspectiva de un neurocirujano al vivir un estado donde su cerebro no funcionaba pero su mente pasaba por experiencias más vívidas que la propia realidad

Por Stephanie Lam – La Gran Época

Vie, 18 Nov 2011 23:51 +0000

angelicsunset.jpg

DURHAM, EE.UU. – El Dr. Eben Alexander, era el típico neurocirujano. Un firme creyente del reduccionismo científico, pensaba que todos los pensamientos se originan en el cerebro. Pero esta noción cambió en el 2008, cuando se encontró con la vivencia de tener que pasar por una experiencia cercana a la muerte (ECM).

Esto era todo lo contrario de sus anteriores puntos de vista, no podía descartar o evitar el caso, ya que no era sobre otro sino sobre su propia experiencia; tuvo que hacerle frente y buscar una explicación.

Contrajo una meningitis bacteriana aguda la cual dañó su corteza cerebral, una parte del cerebro que se cree involucra funciones cognitivas complejas, como el pensamiento consciente; Alexander entró en estado de coma y pasó seis días con un respirador artificial. La probabilidad de supervivencia era muy poca, y todavía menor era su posibilidad de recuperarse totalmente.

Los niveles normales de glucosa en el líquido cefalorraquídeo en un ser humano, están entre 60 y 80 mg/dl (miligramos por una décima parte de un litro), y la infección por meningitis se considera grave cuando el nivel cae a 20 mg/dl. Sin embargo, el nivel de glucosa del líquido cefalorraquídeo de Alexander, estaba en 1 mg/dl, por lo que era imposible que su cerebro funcionase.

Sin embargo, durante el tiempo en que estaba en estado de coma, Alexander se encontró con experiencias vívidas, donde participaron múltiples sentidos, como la visión, la audición y el olfato. Él dijo que no podía describir lo increíble que era.

“Lo que sucedió durante el estado de coma profundo, era absolutamente impresionante”, agregó Alexander, en la entrevista.

“La situación entera parece ser mucho más real que nuestra vida terrenal, y las impresiones sensoriales eran muy extrañas, porque ellas realmente eran, usted sabe, cuando recordaba todo esto y trataba de anotarlo, muchas clases de cosas auditivas y visuales de las cuales normalmente pensaríamos como cosas que vemos u oímos, estaban todos mezcladas y juntas”.

Por ejemplo, “vio” una melodía hermosa aparecer delante de él como colores, y recordó las luces de los arcos de oro y plata, en la forma de arcos transparentes de energía que él percibió como sonidos.

“Si comparara todo ello con el estar aquí, hablando por teléfono o trabajando en mi computador, aquello era mucho, mucho más real, muy rico, como si estuviera realmente vivo por primera vez. Fue realmente increíble”, dijo Alexander.

“Ahora mismo mi cerebro creo que se ha recuperado bastante bien, no podría hacer nada acerca de lo que mi cerebro estaba haciendo en el estado de profundo coma”, expresó Alexander, ante la conferencia de la Asociación Internacional de Estudios Cercanos a la Muerte (IANDS).

“¿Cómo puede un cerebro agonizante, finalmente levantarse muy pronto y hacerse mucho, mucho más poderoso y ser capaz de manejar estas cargas enormes de información, puestos ahí totalmente y al instante?”

“Para mí el problema era como explicar la hiperrealidad. Como hacer explícito una experiencia tan rica, una experiencia tan interactiva, muy vívida, tanto en los componentes auditivos y visuales, cuando las partes de mi cerebro humano, que normalmente manejan todo, estaban infectados por la meningitis y no trabajaban. ¿Y cómo sobre todo esto, la mente fue capaz de experimentar la conciencia y el manejo de tareas muy complejas?”, se cuestionaba Alexander.

Durante meses después del estado de coma, Alexander pensaba sobre la ECM y trataba de explicarla desde el punto de vista de la neurociencia. Le surgieron alrededor de siete hipótesis, pero más tarde encontró que ninguna era capaz de explicar plenamente lo ocurrido.

“Una explicación estándar en lo neurocientífico […] absolutamente no se ocupa de los poderosos elementos reales de la experiencia”, dijo.

“Mi conclusión, es que la experiencia era muy real y tuvo que suceder fuera de mi cerebro, y tuvo que suceder fuera de este universo físico. […] Hay un elemento de nuestra conciencia que no depende del cerebro y es lo que fue puesto en libertad en mí, y continuó aquel viaje”.

“Cualquier científico que duda de la realidad de tan extraordinarias experiencias cercanas a la muerte, debería empezar por explicar el mecanismo fundamental de la conciencia. La evidencia de la realidad de muchos fenómenos relacionados, como la visión y la influencia a distancia, y los fenómenos que se dan fuera del cuerpo, es abrumadora. La visión reduccionista materialista de la realidad física, en su forma actual, no va a explicar totalmente la conciencia”, añadió.

Alexander, ha examinado desde entonces la mecánica cuántica, cuando parece ofrecer algunas reflexiones sobre el fenómeno de la conciencia, y por lo tanto de las ECM.

“Cuando el enigma de la interpretación de sus experimentos salieron por primera vez a luz hace más de 80 años, a los padres fundadores de la mecánica cuántica, como Albert Einstein, Niels Bohr, Erwin Schrödinger, Werner Heisenberg, y Max Planck, todos ellos comprendieron que sus experimentos revelaban un misterio profundo. Es un misterio por tratarse de la intersección de la realidad y la conciencia. Esto es aún más misterioso hoy en día, según lo revelado por los experimentos aún más refinados”, afirmó.

Los experimentos de la mecánica cuántica han encontrado que es imposible medir con precisión y al mismo tiempo, la posición y el momento de un fotón o un electrón (o partícula subatómica). Estas entidades se comportan como ondas o partículas, dependiendo de la elección de un observador consciente de cómo medirlos. El resultado de la medición exacta, parece ser arbitrariamente escogido de un rango de posibilidades, pero no será exacta hasta que la medición fuese observada a través de la consciencia.

Un experimento realizado en el 2000, consideró que un observador predictivo de una partícula podría afectar el comportamiento de una partícula entrelazada (uno que se ha generado en el único y mismo proceso) en el pasado.

El experimento fue creado para que las partículas pasen a través de un aparato de doble rendija y terminen en cuatro lugares diferentes.

Los investigadores, descubrieron que solamente por observar a qué lugar deben llegar las partículas, su posterior comportamiento se vería afectado en el aparato de doble rendija.

“Me preocupa que algunos de la comunidad de la física hoy en día, no sientan el mismo profundo misterio detrás de todo esto, como lo hicieron los brillantes padres fundadores de este campo. Los resultados experimentales se han vuelto aún más extraños con experimentos más refinados, pero muchas personas que trabajan en la física cuántica, pasan por alto el misterio profundo en su nivel más básico. La mecánica cuántica, es una parte fundamental de nuestras vidas en un tercio de nuestra economía (teléfonos móviles, GPS, televisores, computadores, toda la tecnología de semiconductores, etc) y se basa en la física y las matemáticas de la mecánica cuántica. Se ha demostrado que funciona muy bien, pero se alejaron del profundo misterio que está allí, cuando nos fijamos en los resultados experimentales básicos. Ellos nos indican que la conciencia es crucial en la determinación de la realidad física”, dijo Alexander.

Recientemente se ha descubierto que los fenómenos cuánticos, también se producen en los procesos biológicos, tales como el olfato humano, la migración de aves, y la fotosíntesis. Alexander, cree que los procesos cuánticos también podrían estar involucrados con la conciencia humana.

“El papel principal desde mi punto de vista de la mecánica cuántica, es que nos ofrece pruebas que muestran que hay algo especial sobre la conciencia para aprender la realidad”.

“Esto sugiere que estamos perdiendo un gran punto de nuestra conciencia y exactamente esta se relaciona con la realidad. […] No creo que por perseguir a los fenómenos mecánicos cuánticos hasta cierto grado, vamos a llegar a la respuesta sobre la mente y la conciencia, aunque creo que va a ser de gran ayuda para esclarecer la interfaz sobre el cerebro y la mente”.

“Veo en el futuro que la ciencia y la espiritualidad se juntan, veo a la ciencia y espiritualidad llegando a ser uno, y complementándose el uno al otro maravillosamente. Tanto por el lado religioso, como por el lado de la ciencia, tendrán que dejar ir algunos dogmas más simplistas, así como ciertas afirmaciones; entonces la ciencia y la espiritualidad y este profundo conocimiento, de la naturaleza profunda de nuestra conciencia individual, podrán avanzar. El mundo será un lugar enormemente mejor cuando hagamos esto”, concluyó Alexander

 

Artículo original de href=”http://www.lagranepoca.com/experiencias-cercanas-a-la-muerte-30-anos-de-investigacion-parte-v”>lagranepoca.com

Conoce las vidas pasadas que influyen en tu vida actual.

Solicita información sobre el Estudio de Vidas Pasadas sin regresión

 

Investigación ECM (Parte V)

30 Mar

Experiencias cercanas a la muerte: 30 años de investigación (Parte V)

Perspectiva de un neurocirujano al vivir un estado donde su cerebro no funcionaba pero su mente pasaba por experiencias más vívidas que la propia realidad

Por Stephanie Lam – La Gran Época

Vie, 18 Nov 2011 23:51 +0000

angelicsunset.jpg

DURHAM, EE.UU. – El Dr. Eben Alexander, era el típico neurocirujano. Un firme creyente del reduccionismo científico, pensaba que todos los pensamientos se originan en el cerebro. Pero esta noción cambió en el 2008, cuando se encontró con la vivencia de tener que pasar por una experiencia cercana a la muerte (ECM).

Esto era todo lo contrario de sus anteriores puntos de vista, no podía descartar o evitar el caso, ya que no era sobre otro sino sobre su propia experiencia; tuvo que hacerle frente y buscar una explicación.

Contrajo una meningitis bacteriana aguda la cual dañó su corteza cerebral, una parte del cerebro que se cree involucra funciones cognitivas complejas, como el pensamiento consciente; Alexander entró en estado de coma y pasó seis días con un respirador artificial. La probabilidad de supervivencia era muy poca, y todavía menor era su posibilidad de recuperarse totalmente.

Los niveles normales de glucosa en el líquido cefalorraquídeo en un ser humano, están entre 60 y 80 mg/dl (miligramos por una décima parte de un litro), y la infección por meningitis se considera grave cuando el nivel cae a 20 mg/dl. Sin embargo, el nivel de glucosa del líquido cefalorraquídeo de Alexander, estaba en 1 mg/dl, por lo que era imposible que su cerebro funcionase.

Sin embargo, durante el tiempo en que estaba en estado de coma, Alexander se encontró con experiencias vívidas, donde participaron múltiples sentidos, como la visión, la audición y el olfato. Él dijo que no podía describir lo increíble que era.

“Lo que sucedió durante el estado de coma profundo, era absolutamente impresionante”, agregó Alexander, en la entrevista.

“La situación entera parece ser mucho más real que nuestra vida terrenal, y las impresiones sensoriales eran muy extrañas, porque ellas realmente eran, usted sabe, cuando recordaba todo esto y trataba de anotarlo, muchas clases de cosas auditivas y visuales de las cuales normalmente pensaríamos como cosas que vemos u oímos, estaban todos mezcladas y juntas”.

Por ejemplo, “vio” una melodía hermosa aparecer delante de él como colores, y recordó las luces de los arcos de oro y plata, en la forma de arcos transparentes de energía que él percibió como sonidos.

“Si comparara todo ello con el estar aquí, hablando por teléfono o trabajando en mi computador, aquello era mucho, mucho más real, muy rico, como si estuviera realmente vivo por primera vez. Fue realmente increíble”, dijo Alexander.

“Ahora mismo mi cerebro creo que se ha recuperado bastante bien, no podría hacer nada acerca de lo que mi cerebro estaba haciendo en el estado de profundo coma”, expresó Alexander, ante la conferencia de la Asociación Internacional de Estudios Cercanos a la Muerte (IANDS).

“¿Cómo puede un cerebro agonizante, finalmente levantarse muy pronto y hacerse mucho, mucho más poderoso y ser capaz de manejar estas cargas enormes de información, puestos ahí totalmente y al instante?”

“Para mí el problema era como explicar la hiperrealidad. Como hacer explícito una experiencia tan rica, una experiencia tan interactiva, muy vívida, tanto en los componentes auditivos y visuales, cuando las partes de mi cerebro humano, que normalmente manejan todo, estaban infectados por la meningitis y no trabajaban. ¿Y cómo sobre todo esto, la mente fue capaz de experimentar la conciencia y el manejo de tareas muy complejas?”, se cuestionaba Alexander.

Durante meses después del estado de coma, Alexander pensaba sobre la ECM y trataba de explicarla desde el punto de vista de la neurociencia. Le surgieron alrededor de siete hipótesis, pero más tarde encontró que ninguna era capaz de explicar plenamente lo ocurrido.

“Una explicación estándar en lo neurocientífico […] absolutamente no se ocupa de los poderosos elementos reales de la experiencia”, dijo.

“Mi conclusión, es que la experiencia era muy real y tuvo que suceder fuera de mi cerebro, y tuvo que suceder fuera de este universo físico. […] Hay un elemento de nuestra conciencia que no depende del cerebro y es lo que fue puesto en libertad en mí, y continuó aquel viaje”.

“Cualquier científico que duda de la realidad de tan extraordinarias experiencias cercanas a la muerte, debería empezar por explicar el mecanismo fundamental de la conciencia. La evidencia de la realidad de muchos fenómenos relacionados, como la visión y la influencia a distancia, y los fenómenos que se dan fuera del cuerpo, es abrumadora. La visión reduccionista materialista de la realidad física, en su forma actual, no va a explicar totalmente la conciencia”, añadió.

Alexander, ha examinado desde entonces la mecánica cuántica, cuando parece ofrecer algunas reflexiones sobre el fenómeno de la conciencia, y por lo tanto de las ECM.

“Cuando el enigma de la interpretación de sus experimentos salieron por primera vez a luz hace más de 80 años, a los padres fundadores de la mecánica cuántica, como Albert Einstein, Niels Bohr, Erwin Schrödinger, Werner Heisenberg, y Max Planck, todos ellos comprendieron que sus experimentos revelaban un misterio profundo. Es un misterio por tratarse de la intersección de la realidad y la conciencia. Esto es aún más misterioso hoy en día, según lo revelado por los experimentos aún más refinados”, afirmó.

Los experimentos de la mecánica cuántica han encontrado que es imposible medir con precisión y al mismo tiempo, la posición y el momento de un fotón o un electrón (o partícula subatómica). Estas entidades se comportan como ondas o partículas, dependiendo de la elección de un observador consciente de cómo medirlos. El resultado de la medición exacta, parece ser arbitrariamente escogido de un rango de posibilidades, pero no será exacta hasta que la medición fuese observada a través de la consciencia.

Un experimento realizado en el 2000, consideró que un observador predictivo de una partícula podría afectar el comportamiento de una partícula entrelazada (uno que se ha generado en el único y mismo proceso) en el pasado.

El experimento fue creado para que las partículas pasen a través de un aparato de doble rendija y terminen en cuatro lugares diferentes.

Los investigadores, descubrieron que solamente por observar a qué lugar deben llegar las partículas, su posterior comportamiento se vería afectado en el aparato de doble rendija.

“Me preocupa que algunos de la comunidad de la física hoy en día, no sientan el mismo profundo misterio detrás de todo esto, como lo hicieron los brillantes padres fundadores de este campo. Los resultados experimentales se han vuelto aún más extraños con experimentos más refinados, pero muchas personas que trabajan en la física cuántica, pasan por alto el misterio profundo en su nivel más básico. La mecánica cuántica, es una parte fundamental de nuestras vidas en un tercio de nuestra economía (teléfonos móviles, GPS, televisores, computadores, toda la tecnología de semiconductores, etc) y se basa en la física y las matemáticas de la mecánica cuántica. Se ha demostrado que funciona muy bien, pero se alejaron del profundo misterio que está allí, cuando nos fijamos en los resultados experimentales básicos. Ellos nos indican que la conciencia es crucial en la determinación de la realidad física”, dijo Alexander.

Recientemente se ha descubierto que los fenómenos cuánticos, también se producen en los procesos biológicos, tales como el olfato humano, la migración de aves, y la fotosíntesis. Alexander, cree que los procesos cuánticos también podrían estar involucrados con la conciencia humana.

“El papel principal desde mi punto de vista de la mecánica cuántica, es que nos ofrece pruebas que muestran que hay algo especial sobre la conciencia para aprender la realidad”.

“Esto sugiere que estamos perdiendo un gran punto de nuestra conciencia y exactamente esta se relaciona con la realidad. […] No creo que por perseguir a los fenómenos mecánicos cuánticos hasta cierto grado, vamos a llegar a la respuesta sobre la mente y la conciencia, aunque creo que va a ser de gran ayuda para esclarecer la interfaz sobre el cerebro y la mente”.

“Veo en el futuro que la ciencia y la espiritualidad se juntan, veo a la ciencia y espiritualidad llegando a ser uno, y complementándose el uno al otro maravillosamente. Tanto por el lado religioso, como por el lado de la ciencia, tendrán que dejar ir algunos dogmas más simplistas, así como ciertas afirmaciones; entonces la ciencia y la espiritualidad y este profundo conocimiento, de la naturaleza profunda de nuestra conciencia individual, podrán avanzar. El mundo será un lugar enormemente mejor cuando hagamos esto”, concluyó Alexander

 

Artículo original de href=”http://www.lagranepoca.com/experiencias-cercanas-a-la-muerte-30-anos-de-investigacion-parte-v”>lagranepoca.com

Conoce las vidas pasadas que influyen en tu vida actual.

Solicita información sobre el Estudio de Vidas Pasadas sin regresión

 

A %d blogueros les gusta esto: